Estás en: Programación > Suena la Cúpula > Trío Malats

Música

Suena la Cúpula > Trío Malats

Entradas disponibles

cúpula

domingo 23 de mayo de 2021 a las 12:00

ENTRADAS

Precio Club Cultura y Pasaporte Cultural:

4 € hasta el día anterior al evento.

Máximo dos entradas por tarjeta.

 

ACREDITACIÓN DE IDENTIDAD

Recuerda que si los datos que figuran en la entrada no son los tuyos, te pediremos tus datos en el acceso al evento.

Entradas disponibles en la taquilla del Centro Niemeyer

PUNTOS DE VENTA DE ENTRADAS

Las localidades se pueden adquirir en las recepciones de:

Centro Niemeyer

Laboral Ciudad de la Cultura (Gijón)

CITPA (Oviedo)

 

INCIO VENTA DE ENTRADAS

Viernes 23 de abril a las 12:00 del mediodía

https://www.centroniemeyer.es/events/event/suena-la-cupula-trio-malats/

Copiar esta URL para compartir este evento.

Grandes compositores. Beethoven-Mendelssohn

 

Víctor Martínez Soto – Violín

Alberto Gorrochategui Blanco – Violonchelo

Carlos Galán Lago – Piano

 

El recital tiene por protagonistas a dos de los más grandes compositores de la historia de la música: Beethoven y Mendelssohn. Ambos dejaron un legado de obras que hoy en día se interpretan una y otra vez debido a su gran belleza. El Trío Malats presenta dos de las piezas más emblemáticos para la formación de trío con piano, el Trío op. 70, nº1 en re mayor del maestro de Bonn y el Trío op.49, nº1 en re menor del genio de Hamburgo.

El primero que escucharemos será el conocido como “Trío de los espíritus”, debido al tema del “largo” central, derivado de un inacabado proyecto para la escena de las brujas del Macbeth de J. Heinrich. Compuesto en 1808, consta de tres movimientos siendo el “largo” el eje de gravedad de la obra. En palabras de Jean Witold “este trío, no por su forma o estructura, si no por su sustancia, debe de colocarse en un lugar aparte de su producción global”.

Tras la obra de Beethoven, llega el turno de Mendelssohn, niño prodigio que a los once años ya componía. El Trío op.49 es una de las más bellas páginas escritas en el romanticismo no sólo para esta formación, si no para la música de cámara en general. Escrito en su mayoría en el verano de 1838, está compuesto por cuatro movimientos, cada cual más vibrante. Esta vez, son las palabras de otro de los grandes compositores, Robert Schumann, las que le sitúan junto a otras obras maestras, precisamente la de Beethoven: “Es el trío magistral de nuestra época, como lo fue el trío en re de Beethoven”.

 

Patrocinado por:

Fundación EDP